¡NO TENGO MIEDO!

ADB45975 601D 4F73 B9F8 052630EC6F96

2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Dios nos hace ser valientes y no miedosos, nos da poder frente al miedo.

Ya que la adolescencia es una transición (un cambio) de la niñez a la juventud, los miedos pueden venir por varios frentes.

Muchos son los miedos que se enfrentan a esta edad:

  1. No ser aceptados
  2. Lo que está por venir
  3. Los cambios que experimentamos
  4. Etc 

Sean cuáles sean los miedos, tenemos que saber que el Espíritu Santo nos prepara para vencerlos a todos y nos llena de valor.

¡Los verdaderos adolescentes Cristianos no tenemos miedo al miedo! 

¿Como vencemos al miedo? De dos formas:

  1. Amando al Señor 1 Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor...

Cuando uno ama a Dios y se siente amado por Él no tiene miedo porque no hay lugar en nosotros para el temor, para el miedo.

      2. Confiando en el Señor Proverbios 29:25 El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en él será exaltado

Los Cristianos confiamos en El Señor porque el es nuestro súper héroe.

¿Tú te imaginas al hijo de superman, o del increíble hulk, o al hijo del capitán America teniendo miedo? ¡NO! ¡Su padre es un súper héroe!

Lo mismo nos pasa a nosotros, tenemos al gran súper héroe de la historia, a Jesús! Él nos ayuda en todos nuestros temores!

Jesús nos prometió que el nos nos daría paz en medio del miedo Juan 14:27

Con esta gran promesa y seguridad de que Jesús siempre estará presente y nos da paz, ¿cómo podría cualquiera de nosotros, tener miedo?

¡Los adolescentes Cristianos no tenemos miedo al miedo, amamos a Dios y confiamos en Él!

Alberto & Dámaris 

¡No me lo impidas!

1E69E2F5 F309 487F B127 93D05D093123

Mateo 19:13 Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos les reprendieron. 14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.

Los adultos quisieron hacer ver que los muchachos (que es lo que significa esa palabra niño) molestaban a Jesús, por eso le intentaban impedir que se acercaran a Él.
Parece que los adultos se olvidaron que un día fueron también adolescentes. 

¿Porque los adultos piensan que los muchachos molestan?

Hay quienes se refieren a los muchachos o adolescentes con adjetivos como: rebeldes, inconscientes, inmaduros, etc y piensan que no tienen nada que aportar.

Escuché a un adulto decirle a un adolescente: ¡tú estás solo para aprender!

Mientras la gente nos “desprecia” o “descalifica” por el simple hecho de ser adolescentes, Jesús dice: No permitas que nadie te subestime por ser joven 1 Timoteo 4:12

Jesús no me rechaza por ser adolescente, todo lo contrario: ¡me estima y quiere que me acerque a Él!

Tú cómo adolescente eres importante, tienes mucho que aprender, pero también mucho que enseñar, 

¡Que nadie te impida acercarte a Jesús!

Me encanta la afirmación deL profesor de la Universidad de California Jay N. Giedd que dice:

“El cerebro del adolescente constituye un ente singular, con una gran versatilidad y una creciente instauración de redes neurales",

Los adolescentes no somos ni rebeldes, ni inmaduros, ni nada por el estilo, ¡somos únicos! 

Es en la adolescencia donde nuestra creatividad es infinita, donde nuestra imaginación va a mil por hora y donde nuestro ingenio se agudiza como nunca. 

Jesús prohibió a los adultos que nos impidiesen acercarnos a Él, por lo tanto, lo que el Señor estaba diciendo, es que en nuestra adolescencia debemos acercarnos cada vez más a Él.

Alberto & Dámaris 

Tal como soy

C002E9E6 235B 47E0 8028 A0ED79DB7E5C

Tal como soy

Mi mujer trabaja como cuidadora en las guaguas escolares con niños y adolescentes y yo he ido en ciertas ocasiones con ella.

He observado a los adolescentes y me he dado cuenta que son muy diferentes entre sí.

Hay adolescentes con una personalidad muy tranquila, otros más inquietos, otros un poco rebeldes, otro muy contestones, hay adolescentes que obedecen a la primera y otros a la quinta o sexta o séptima o...

Adolescentes que gritan, otros que hablan suaves, adolescentes iracundos, algunos les cuesta sonreír y otros sin embargo no dejan de sonreír, algunos hablan mucho y otros son muy reservados, etc 

Cada adolescente tiene su personalidad y carácter y eso está bien porque Dios nos creó con una personalidad diferentes a todos. 

Si todos somos diferentes entonces ¿Cual es la correcta manera de vivir?

“1 Pedro 1:15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir”

Dios no quiere que dejes de ser quien eres, él quiere que tu tengas tu manera de vivir, pero que en esa manera de vivir seas santo. 

Todo lo que hagas hazlo cuidando tu santidad. Con tus amigos, en el colegio, con tu familia, en el Facebook, Instagram, Wasap, etc., EN TODO SE SANTO!

No hay una manera de vivir santa, sino que la santidad se “amolda” a tu manera de vivir. La santidad va quitando lo que te perjudica y lo que no te conviene de tu vida. La santidad hará que seas quien sueñas ser y quien Dios quiere que seas.

Se tal y como eres pero cuidando tu santidad.

Recuerda: ¡La voluntad de Dios es tu santificación! 1 Tesalonicenses 4:3

Te dejo el link de una canción: https://youtu.be/-N9m-tTkEXI

Alberto & Dámaris 

La adolescencia de Jesús

2CCEF941 67D5 4EF2 A38F EF1CF6A28323

La adolescencia de Jesús 

Hay algo que siempre me ha llamado la atención de Jesús, y es que en la Biblia solo se habla de Él de niño y ya después de adulto a los 30 años.

Muy poco (prácticamente nada) sabemos de Jesús entre esos años.

Solo se habla en una ocasión cuando tenia 12 años.

¡Qué interesante! ¡Justo en la adolescencia! 

La adolescencia son unos años donde se experimentan muchísimos cambios tanto a nivel físico, biológico, psicológico, social y sexual.

Los expertos dicen que es muy probable que la adolescencia sea la etapa de la vida más turbulenta que puede vivir el ser humano por la cantidad de cosas que desean experimentar.

Entre esos cambios también están los primeros conflictos porque debemos empezar a tomar decisiones por nosotros mismos.

Siempre digo que la adolescencia es una de las mejores etapas de la vida pero también es dura por tantos cambios. 

Por eso creo que es la razón por la que Jesús habla de su adolescencia. 

¿Sabes que nos dice? Varias cosas:

1- Estaba en el Templo. Jesús era un adolescente que nunca dejó de ir a la Iglesia Lucas2:41

2- Oía a los que predicaban y enseñaban la Palabra  Lucas 2:46

3- Estaba apasionado por servir a Dios Lucas 2:49

4- Era muy obediente a sus padres Lucas 2:51

Por estas 4 razones Jesús creció con el favor del Padre.

Te animo a ser un adolescente como Jesús!

Alberto & Dámaris 

Domicilio

  • Calle Henequén, 1
  • Puerto del Rosario
  • Las Palmas, España
  • Teléfono: 928 53 19 32
  • Móvil: 660 202 173
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.